Beneficios De Inmigración Bajo La Ley De Violencia Contra Las Mujeres

Por desgracia, es muy común que algunos inmigrantes que no son ciudadanos permanezcan en relaciones abusivas porque el miembro de la familia que es el abusador, como un cónyuge, padre o hijo, es la clave para arreglar su situación migratoria en los Estados Unidos. Estas personas tienen razón en temer la deportación porque la deportación puede suceder en cualquier momento hasta que el inmigrante ha obtenido estatus legal. Además, los inmigrantes indocumentados no son elegibles para algunos tipos de ayuda del gobierno, tales como cupones de alimentos, lo cual es asistencia fundamental para las víctimas de la violencia doméstica. Como resultado, el cónyuge abusivo utiliza el proceso de inmigración para controlar el cónyuge indocumentado, ya sea negándose a presentar una petición familiar, amenazando retirar una petición pendiente, o incluso llamando a las autoridades de inmigración para iniciar un proceso de deportación. El cónyuge abusado e indocumentado entonces no sale de la relación abusiva, no se opone a los abusos, y no llama a la policía para reportar el abuso.

En 1994, el Congreso de Estados Unidos tomó nota de este problema y promulgó la Ley de Violencia Contra las Mujeres (VAWA por sus siglas en Ingles), que fue modificada en 1996, 2000, 2006 y 2013. VAWA permite a las víctimas de violencia a obtener estatus migratorio legal por su propia cuenta, sin tener que depender de un cónyuge abusivo para iniciar y completar el proceso. A pesar del nombre, la protección bajo VAWA está disponible para los hombres y las mujeres.

VAWA, por lo tanto, permite que un cónyuge, hijo (menor de 21 años), padre de un niño maltratado (solteros y menores de 21), o un padre que sea maltratado físicamente y / o sometido a “crueldad extrema” por un ciudadano estadounidense o residente legal permanente, ya sea un cónyuge, padre, o hijo mayor de edad, haga una auto-petición para beneficios de inmigración. Por ejemplo, en el caso de una cónyuge maltratado, él / ella debe demostrar que (1) el / ella entró en el matrimonio de buena fe y que el matrimonio sigue siendo válido o se ha terminado menos de dos años antes de la presentación de la auto- petición (existe una excepción para los matrimonios en los que el abusador cometió bigamia sin el conocimiento de la auto-solicitante); (2) él / ella vivió con el abusador durante el matrimonio; (3) él / ella fue golpeado o sometido a crueldad extrema durante el matrimonio (tenga en cuenta que reportes de policía son buenos comprobantes pero no son requeridos por las razones descritas anteriormente); y (4) él / ella es una persona de buen carácter moral (no hay crímenes), aunque una renuncia/perdón puede estar disponible para ciertos delitos si están conectados a la historia de la violencia doméstica.

Teniendo en cuenta la limitación indicada anteriormente, todos aquellos que tienen un decreto final de divorcio deben apresurarse para empezar este proceso. Además, se requiere un historial de inmigración exhaustiva del inmigrante indocumentado para evaluar el caso y determinar la mejor manera de proceder.

Share this: